Droga y delito

Los fenómenos “consumo de droga” y “comisión de delitos” son complejos y, si bien ambos tienen comportamientos particulares propios, es posible vincularlos.


Ahora bien, que estén asociados no implica que uno sea la causa del otro.

Se considera que ambos están ligados a problemas y cambios sociales, culturales y económicos ocurridos en el país en las últimas décadas.


Estas transformaciones en la estructura social son: polarización social, relacionado al proceso de concentración de los ingresos, reflejado en una movilidad social descendente; segmentación social, proceso de descenso social y de confinamiento, eliminación o disminución de los espacios de interacción entre las distintas clases que existían en la época precedente; fragmentación social, heterogeneización que se produce en el proceso de disolución-transformación de las viejas clases sociales que no deviene en la generación de otras identidades colectivas, sino en dispersión; por último, exclusión social, entendida como marginalidad definitiva, la desaparición de las relaciones salariales como mecanismos de integración social, la pérdida de la condición de sujeto social capaz de transformar la realidad.


Además cambios a nivel cultural que son factores que intervienen en el incremento del consumo de sustancias. A esto debe agregarse una mayor circulación y mayor acceso a drogas ilícitas.

Paul Goldstein clasifica formas de relacionar las drogas y los delitos, tales como:


• Conexión sistemática: comprende cualquier delito, distinto del de tráfico, que se produzca en el contexto del mercado ilegal de drogas, lo que generalmente responde a luchas que comprometen a productores, intermediarios y consumidores en la búsqueda de ventajas de mercado.


• Conexión económica-compulsiva: comprende aquellos delitos que se cometen para proveerse de drogas o de los medios económicos necesarios para obtener drogas.


• Conexión psicofarmacológica: implica a los delitos que se cometen bajo la influencia de alcohol y/o drogas ilícitas, es decir, aquellos que resultan del consumo de substancias específicas que estimulan o favorecen alguna disposición, que contribuye a la realización del delito.


Sin embargo, diferentes expertos incluyen otra categoría: la asociación de tipo legal, que tiene en cuenta aquellos delitos que implican por definición una infracción de la Ley de drogas de cada país.


Evolución de la población carcelaria por infracción a la ley de drogas. Argentina 2002-2017.

Fuente: CELS.



Fuentes:

- Sistema subregional de información e investigación sobre drogas en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay - SISUID

- Estudio nacional sobre consumo de sustancias psicoactivas y su relación con la comisión de delitos en población privada de la libertad. Argentina 2009 - Observatorio Argentino de Drogas.

- Estudio Nacional. Informe de Resultados en población de 12 a 65 años, sobre Consumo de Sustancias Psicoactivas- Dirección Nacional del Observatorio Argentino de Drogas, Sedronar

Entradas destacadas
Entradas recientes

© 2017 CENTRO DE CAPACITACIÓN EN CIENCIAS FORENSES//SANTA FE,ARGENTINA.
Contacto: cccf.virtual@gmail.com