La pintura como prueba pericial

En innumerables casos este tipo de evidencias, es decir las pinturas, correctamente examinadas y evaluadas pueden suministrar datos que sirvan, por ejemplo, para demostrar la presencia de un automóvil sospechoso en el lugar en que ocurrió un accidente, para relacionar un robo con un homicidio o bien para consolidar y sustanciar otro tipo de evidencias en casos diversos.

Durante el curso de distintas investigaciones pueden encontrarse pruebas importantes. Ante una pequeña mancha sobre la ropa o las herramientas de un sospechoso puede presentar las suficientes características identificatorias que permitan un buen examen o comparación. La pintura puede relevar evidencia vital para el científico forense ya que está presente en muchas superficies. La habilidad y las técnicas realizadas por aquel para analizar muestras de pintura recuperadas de la escena del crimen pueden otorgar una construcción significativa a la investigación.

El examen de la pintura, por lo general, aunque no exclusivamente implica una comparación de la muestra de pintura recuperada del lugar del hecho con una muestra de control de pintura que ha sido tomada de una fuente conocida.

Algunos ejemplos de pintura que se transfiere son:

-Pintura recuperada de la ropa de una víctima de accidente vial, con la pintura de un vehículo;

-Pintura de dos o más vehículos involucrados en una colisión;

-Pintura recuperada de una herramienta que pudo haber sido utilizada en un robo con efracción en un domicilio con la pintura del punto de entrada/ingreso.

La pintura se encuentra generalmente en accidentes de vehículos. Los vehículos de nuestra fabricación tienen una secuencia específica de capas que ayuda al perito en su análisis y conclusiones sobre el origen de las muestras de pintura.

En consecuencia puede incorporar varias capas diferentes, incluyendo la capa base, la imprimación y la capa superior. Cada lote, para un determinado modelo de vehículo de un fabricante, normalmente tiene la misma secuencia de capas de pintura. Si los vehículos se vuelven a rociar con pintura o poseen áreas dañadas separadas cambia la secuencia aludida; como se agregan más capas, menos vehículos mostraran la misma secuencia. Las pinturas del hogar o cualquier elemento pintado también pueden poseer una secuencia en capas.

El científico forense inicialmente lleva a cabo un examen visual de la muestra de pintura utilizando un microscopio de baja potencia, examinando la muestra de costado, buscando las diferentes capas y similitudes en la estructura de ellas.

Dependiendo de la muestra, puede utilizarse un instrumento llamado micrótomo que puede cortar una sección delgada de la pintura a utilizar para su posterior análisis. Después de producir secciones delgadas de pintura, las diferentes capas se pueden analizar utilizando instrumentos de una tecnología más específica.

Cada capa de la muestra recuperada se puede comparar con la capa correspondiente a la muestra de control, para determinar coincidencia. Las pruebas químicas también se pueden aplicar a las muestras de pinturas.

En todas las etapas del examen hay oportunidades para identificar las diferentes muestras. Solo cuando el perito está completamente satisfecho con los resultados de sus análisis concluirá que las muestras de pintura podrían haberse originado de la misma fuente.

La pintura como muestra de una investigación forense

La pintura como evidencia, se divide en dos categorías principales. Puede simplemente indicar la “clase” de la que procede: ello podría significar la diferenciación entre la pintura de un automóvil, de una casa, de un esmalte de uñas y otros tipos de pintura. Esto se hace generalmente a través del análisis químico muy detallado de las distintas capas de pintura y el examen físico de las muestras de este material. Aunque varios fabricantes pueden emplear el mismo proveedor de pinturas, las capas y los colores pueden variar de fabricante a fabricante.

La pintura también puede indicar las características individuales. Esto es verdaderamente posible cuando existe una coincidencia exacta de los bordes de dos pedazos/trozos/astillas de pintura. Sin embargo, cuando las propiedades físicas tales como el color y el número de capas y los perfiles químicos y biológicos muestran puntos múltiples de similitud con la muestra de referencia, se incrementa la probabilidad de un común origen.

Al igual que con cualquier evidencia, rara vez hay una coincidencia absoluta. Lo mejor que el investigador puede hacer es establecer tantos puntos de semejanza entre las dos muestras como para que la probabilidad de que tengan diferentes puntos de origen sea estadísticamente minúscula.

Las virutas/astillas de pintura y residuos de pintura son unos de los tipos más comunes de evidencia de rastros que se pueden encontrar en la escena del crimen. El uso más común de transferencia d pintura es en el caso de un accidente automovilístico; sin embargo hay millones de lugares donde se pueden encontrar superficies pintadas; cada vez que estas entran en contacto con otra superficie sólida, alguna pequeña cantidad de transferencia se produce, por supuesto esto es en el caso de la pintura seca.

Las manchas de pintura húmeda son otra fuente de evidencia, la pintura que se encuentra fresca se puede transferir a cualquier cosa que la toque. La pintura húmeda que ha sido alterada es una buena fuente de evidencia de fibra y cabello, asimismo también puede poseer impresiones dactilares o palmares.

El uso mas común de transferencia de restos de pintura es en el caso de accidentes automovilísticos, pero también se emplea en los casos de robo, donde las herramientas utilizadas para ingresar a una casa o vehículo tienen evidencias de ello en su superficie.

Cualquier tipo de arma que se pueda imaginar que se haya utilizado en un altercado violento, donde impacto paredes, vehículos y otras superficies pintadas, pueden tener vestigios de evidencias en forma de pintura sobre la misma. Los proyectiles de arma de fuego que impactan en paredes, vehículos y otros objetos pintados también pueden tener evidencias en forma de pintura.

El origen de la pintura en cualquiera de estos elementos puede ayudar a un investigador a reconstruir un crimen.

Entradas destacadas
Entradas recientes

© 2017 CENTRO DE CAPACITACIÓN EN CIENCIAS FORENSES//SANTA FE,ARGENTINA.
Contacto: cccf.virtual@gmail.com