Huellas papilares


Las huellas papilares son indicios de fuerte valor identificativo, que permitirán al juez hacerlas valer, en base a lo manifestado por el perito respecto de su existencia y de si son aptas de comparación o inteligibles. Todo el trabajo del perito en huellas estará lógicamente condicionado a la corroboración y comprobación de identidad de la huella levantada con la perteneciente al sospechoso.

Como es sabido, estas huellas pueden ser dejadas por los dedos (dactilares), por las palmas de las manos (palmares) y por las huellas de los pies (plantares). Es conveniente, entonces, ver cómo se producen.

Si el criminal actúa a mano suelta (es decir, sin guantes) o descalzo, al apoyar sus manos o pies en una superficie pulida (que sea lisa, que no tenga asperezas o poros) deja sus huellas estampadas en ella a través del sudor corporal presente en la dermis. Es importante tener presente que existen factores determinados para su conservación y utilización o aprovechamiento.

Es sabido, que el sudor es producido por las glándulas sudoríparas de manera continua y que se incremente en igual medida que la temperatura ambiente y a instancias del ejercicio y de algunas emociones. Existen también otra glándulas, entre ellas las sebáceas, que se hallan en la piel, anexas a folículos pilosos y desparraman su contenido.

Esta sustancia, compuesta en su mayoría de agua y grasa, forma una delgada película en la superficie de la piel (aún después del aseo y la limpieza) que es dejada en los objetos que son tocados.

Según las características de su aposentamiento, y la superficie donde quedan impresas, estas huellas pueden dividirse en tres grandes grupos:

*IMPRESIONES LATENTES *IMPRESIONES VISIBLES *IMPRESIONES PLÁSTICAS O MODELADAS

Las huellas papilares "latentes", que no son evidentes a simple vista, pueden llegar a observarse o detectarse con iluminación indirecta. Se utilizan polvos sumamente tamizados para su revelado, cuyo color será el de contraste adecuado a la superficie donde se halle el rastro. Se utilizan normalmente cuatro colores de contraste: rojo, negro, blanco y aluminio.

Si se trata de huellas "visibles", se verifica simplemente si tienen suficiente "cuerpo" o nitidez para su comparación posterior. Deben ser registradas fotográficamente, antes de proceder a su extracción, que se efectúa con cinta transparente, si es posible.En caso contrario, sólo se hará la reproducción fotográfica. Las huellas "plásticas" se producen cuando el dedo presiona sobre una superficie blanda que, al recibir esta presión, permite la transposición de las formas de los dibujos. Las superficies aptas son, jabón, parafina sólida, masilla, alquitrán, etc.

Si se trata de huellas "modeladas", se recoge la superficie donde quedaron impregnadas y, como en este caso han quedado marcadas en negativo, deben ser invertidas por medio de moldeado de yeso u otro procedimiento similar, para recién ahí realizar la toma de impresiones correspondientes.

Entradas destacadas
Entradas recientes

© 2017 CENTRO DE CAPACITACIÓN EN CIENCIAS FORENSES//SANTA FE,ARGENTINA.
Contacto: cccf.virtual@gmail.com